ANESDOR, la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas, ha hecho públicos los datos de matriculaciones del mercado de vehículos ligeros correspondientes al mes de junio y al primer semestre del año. Las matriculaciones de motos (motocicletas y ciclomotores) en nuestro país aumentaron un 12,2 por ciento durante los primeros seis meses del año hasta alcanzar las 85.914 unidades.

Por mercados, las motocicletas en nuestro país experimentaron un crecimiento positivo del 17,1 por ciento entre enero y junio de 2018 en comparación al mismo periodo del año anterior, situándose en 79.217 unidades.

Por su parte, los ciclomotores descendieron un 24,9 por ciento respecto a la primera mitad de 2017, con 6.697 unidades matriculadas desde enero, debido a la entrada en vigor de la etapa Euro 4 para ciclomotores. En cuanto al mercado de otros vehículos ligeros de categoría L (triciclos, cuatriciclos ligeros y cuatriciclos pesados) ha cerrado el semestre con 3.134 unidades matriculadas: un 5,1 por ciento más que en los seis primeros meses del 2017.

Por otro lado, durante el mes de junio el mercado de las motocicletas en España aumentó un 4,6 por ciento con 17.557 unidades matriculadas. En lo que respecta a los ciclomotores, las 1.360 unidades matriculadas suponen un descenso del 32,4 por ciento en comparación con junio del 2017. También disminuyen las ventas de triciclos y cuatriciclos: un 7,2 por ciento con 616 unidades matriculadas.

El secretario general de ANESDOR, José María Riaño, ha señalado que “en el primer semestre del año el mercado ha experimentado un comportamiento muy positivo, con las motocicletas como principal palanca de crecimiento”. En ese sentido, Riaño ha destacado que “en los tres primeros meses del año este crecimiento se debió en gran medida a que veníamos de cifras bajas en las ventas de motocicletas por la entrada en vigor de la etapa Euro 4 en 2017. No obstante, en el segundo trimestre del 2018, el mercado de motocicletas ya ha consolidado su tendencia habitual de crecimiento, a pesar de la climatología adversa que se ha registrado en estos últimos meses”.

Evolución del mercado para los próximos meses

Una vez recopilados los datos de matriculaciones correspondientes al primer semestre del año, ANESDOR ha revisado al alza su previsión de ventas para 2018 y espera que el año finalice con un 10,5 por ciento más de matriculaciones que el anterior, en el conjunto dos ruedas. La motocicleta experimentará por su parte un crecimiento del 15,3 por ciento, mientras que los ciclomotores se espera que disminuyan un 21,5 por ciento.

El reto de la etapa Euro 5

Al hilo de la presentación de estos datos, en la entidad han querido resaltar los avances realizados por la industria desde que se iniciase la carrera hacia la reducción de emisiones (1999), con la puesta en el mercado de unas motocicletas más seguras y más respetuosas con el medio ambiente, ya que han reducido en un 95 por ciento sus emisiones.

En este contexto, el secretario general de ANESDOR se ha referido a la puesta en marcha de la próxima etapa Euro 5 que entrará en vigor en 2020. Riaño ha reclamado “una decisión urgente y positiva sobre los plazos establecidos con un calendario que permita la suficiente previsión y preparación por parte de la industria para la puesta en el mercado de las nuevas motocicletas”.

En ese sentido, la Comisión Europea ya ha presentado su propuesta con las medidas y plazos de los límites de emisiones gaseosas contemplados en el marco de esta nueva etapa. Al respecto, Riaño ha asegurado que “desde el sector apoyamos esta propuesta de la Comisión, que contribuirá a que los operadores del mercado alcancen los objetivos de reducción de emisiones gaseosas en 2020, tal como se había previsto. Y en paralelo concederá el tiempo de adaptación necesario ‒hasta 2024‒ para un pequeño número de excepciones que presentan retos tecnológicos inalcanzables actualmente”.