España se sitúa en cuarto lugar en el ranking de países de Europa en cuanto a venta de motos y de ciclomotores, según los datos de la primera mitad de 2018 publicados por la Asociación de Fabricantes Europeos de Motocicletas ACEM y la Asociación nacional de Empresas del Sector de las Dos Ruedas ANESDOR.

Según los datos consolidados de ambas entidades, en la primera mitad de año se han matriculado 570.571 motocicletas en la Unión Europea: un 8,2% más que en el primer semestre de 2017.

Por mercados, Italia se mantiene líder en número de matriculaciones, con 130.451 unidades vendidas entre enero y junio de 2018; lo que supone un crecimiento del 4,3%, respecto al mismo periodo del año anterior. Por su parte, Francia, con 98.670 unidades matriculadas en la primera mitad de año y un incremento del 7,8%, se sitúa segundo, por delante de Alemania y España. El país germano ha registrado un total de 97.569 unidades matriculadas en los primeros seis meses del año con un aumento del 10,5%. Por su parte, el mercado español es el que más crece de los cuatro: un 17,1% con 79.216 unidades matriculadas en el primer semestre del 2018.

En cuanto al mercado de los ciclomotores ha registrado un descenso del 31,8% en Europa en la primera mitad del 2018, con 122.088 unidades matriculadas. Por países, España, con 6.697 unidades matriculadas, se sitúa séptimo en número de ventas y experimenta un descenso del 24,9%. Francia, Holanda y Alemania encabezan el ranking de matriculaciones con 27.646, 26.731 y 12.787 unidades matriculadas respectivamente en los primeros seis meses del año.

A raíz de estos datos, el secretario general de ANESDOR, José María Riaño, ha indicado que “el crecimiento del mercado en la Unión Europea se debe en parte a que, durante los primeros meses de 2018, el mercado venía de cifras muy reducidas por la entrada en vigor de la normativa europea de emisiones -Euro 4- para motocicletas en 2017. Sin embargo, el crecimiento que se produce a partir del segundo trimestre del año responde a una tendencia natural del mercado, ya que los europeos eligen cada vez más la moto como medio de transporte eficiente y económico que contribuye a generar una movilidad urbana más sostenible”.

Por su parte, el secretario general de ACEM, Antonio Perlot, señala que “los últimos datos de matriculaciones a nivel europeo ponen de manifiesto, una vez más, la importancia de los vehículos de dos ruedas como respuesta a las necesidades de movilidad, particularmente en grandes núcleos urbanos afectados por problemas de congestión”. Asimismo, Perlot destaca que “el constante aumento de matriculaciones es extremadamente positivo porque permite la progresiva incorporación de vehículos nuevos, con un mejor perfil de emisiones. De este modo, estimamos que las ventas de motocicletas y ciclomotores de los últimos años han llevado al parque circulante en la UE a niveles cercanos a los 36 millones de unidades”.