Tres de cada cuatro conductores españoles están convencidos de que la cifra anual de fallecidos por accidente de tráfico es menor que la real que registra la Dirección General de Tráfico. Este dato se desprende de la encuesta realizada por la Fundación Española para la Seguridad Vial para el Barómetro FESVIAL de Seguridad Vial y Movilidad, realizada en los días previos al decreto de estado de alarma por COVID-19, que entró en vigor en nuestro país el pasado 14 de marzo.

Según los datos contenidos en el Barómetro FESVIAL de Seguridad Vial y Movilidad, un porcentaje similar de conductores (75%) se muestran a favor de realizar, cada 10 años, cursos de seguridad vial y de conducción segura y eficiente, como medida de “refresco” y actualización de conocimientos.

La salud vial es una de las máximas preocupaciones para la sociedad

El Barómetro FESVIAL de Seguridad Vial y Movilidad es una herramienta independiente y objetiva desarrollada por la Fundación Española para la Seguridad Vial, para conocer la opinión de los conductores sobre diferentes aspectos de seguridad vial y movilidad, así como su evolución.

Los resultados obtenidos permitirán actuar para mejorar la seguridad vial y movilidad de la población. El barómetro se realizó a una muestra de 600 conductores en toda España con una distribución proporcional, del día 11 al 17 de marzo de 2020, y con un margen de error muestral máximo del +/- 4%.

Baja percepción del problema de la siniestralidad vial

Tres de cada cuatro conductores (76.7%) creen que la cifra de fallecidos por accidente de tráfico es menor que la cifra real. De ellos el 37.8% piensan que el número de víctimas mortales en siniestros viales no supera el millar al año (cuando son algo más de 1.800), En cambio, sorprendentemente, consideran que hay más heridos graves de los que realmente se producen.

De estos datos se desprende que existe una baja percepción y conocimiento de la realidad de fallecidos y heridos graves producidos por los accidentes de tráfico, un importante problema global cuyas cifras siguen siendo desconocidas para la sociedad.

Según la Fundación Española para la Seguridad Vial esta percepción errónea en el número de fallecidos al año por causa de un accidente de tráfico, podría distorsionarse aún más y relativizarse por la crisis del coronavirus, ya el número de muertos ha sido muy superior por esta causa en los últimos meses, pese a que aún estaría lejos del casi millón y medio de muertes que anualmente causan los accidentes de tráfico en el mundo, problema también clasificado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este sentido desde FESVIAL se señala que hay que seguir sensibilizando a la población sobre el valor de cada vida humana, para que los ciudadanos/as sigan tomando conciencia de la importancia de las medidas preventivas.

Por ello, y con la recuperación de los niveles de movilidad previos al estado de alarma, desde FESVIAL alertan del riesgo de que se incrementen los accidentes de tráfico: al haber menor número de vehículos en las vías algunos conductores pueden tener una falsa percepción de seguridad. A ello se puede sumar la falta de hábito en la conducción por no haber usado el vehículo durante estos meses, lo que puede agravar algunas situaciones.

Según el último balance consolidado de siniestralidad vial, facilitado por la DGT, correspondiente a 2018, en ese año se registraron 1.806 fallecidos y 8.935 heridos graves que requirieron hospitalización.

Causas de los accidentes

Los conductores españoles encuestados consideran que las dos primeras causas de los accidentes de tráfico son el alcohol y las drogas, cuando en realidad hay causas concurrentes que producen mayor número de siniestros con víctimas, como las distracciones (32%) y la velocidad (22%), según los datos del Informe y balance de siniestralidad 2018 publicados por la DGT. Los accidentes producidos por alcohol y drogas, según los datos oficiales, suponen el 21%.

Respecto de las causas de accidentes relacionadas con el vehículo, el mal estado del neumático es al que mayor relevancia se le da, dato interesante ya que ciertamente los neumáticos son uno de los componentes del vehículo más importantes para la seguridad.

Los ADAS (Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción), aunque no están totalmente implantados en los vehículos, están bien valorados por los conductores españoles como sistemas que ayudan a la seguridad.

Tres de cada cuatro conductores (75%) se muestran de acuerdo en realizar cursos de seguridad vial y/o conducción cada 10 años

Los conductores no consideran la antigüedad del vehículo como una causa principal de los accidentes de tráfico, aunque el 60% del parque automovilístico en España tiene más de diez de años, superando los 12 años de media (datos DGT). Las principales consecuencias de la antigüedad del parque móvil son las emisiones contaminantes y disponer de menos sistemas de seguridad. La crisis económica actual puede aumentar más la antigüedad media del parque automovilístico, por lo que desde FESVIAL recomiendan que desde las correspondientes administraciones se fomenten planes de renovación de vehículos.

De los datos obtenidos se desprende que entre las causas percibidas más importantes de los accidentes de tráfico señaladas en el Barómetro FESVIAL de Seguridad Vial y Movilidad, destaca la importancia del factor humano y el comportamiento del conductor. Por ello, desde la Fundación Española para la Seguridad Vial se subraya la necesidad de seguir actuando en todo lo relativo al factor humano para mejorar la seguridad vial, a través de la investigación, información, educación, sensibilización, concienciación y formación.

PORTADA BAROMETRO FESVIAL

Aceptación de posibles nuevas medidas de tráfico

Dentro de la propuesta realizada hace unos meses por la Dirección General de Tráfico de introducir nuevas medidas, la más valorada por los conductores es la obligatoriedad del uso del casco para usuarios de patinetes eléctricos. Muchas ciudades están apostando por los desplazamientos en Vehículos de Movilidad Personal (VMP) para evitar el uso del vehículo privado y el transporte público, por lo que es muy importante informar y concienciar sobre su uso seguro, y también modificar aspectos de la normativa: uso de casco, registro de identificación, seguro de responsabilidad, etc., para que estos vehículos sean un modo de transporte viable y seguro.

Entre las posibles medidas de tráfico propuestas en la encuesta del Barómetro FESVIAL de Seguridad Vial y Movilidad, además de la aceptación del uso obligatorio del casco en VMP (76,4%), destacan medidas como  la prohibición de fumar mientras se conduce (69,7%), la obligatoriedad en el uso de guantes en los motoristas (69,6%), y perfeccionar las medidas y requisitos para obtención del certificado psicotécnico en los centros de reconocimiento (71,4%). Todas ellas medidas con buena aceptación y muy relacionadas en definitiva con la protección de la salud, un tema que especialmente ahora preocupa más a la sociedad.

El uso del casco en patinetes, prohibir fumar conduciendo, obligatoriedad uso de guantes en los motoristas, y mejorar la obtención del certificado médico, son medidas valoradas positivamente. Todas ellas relacionadas con la protección de la salud, un tema de gran preocupación para la sociedad.

Las medidas relacionadas con la velocidad no son bien recibidas, según los datos registrados en el Barómetro de FESVIAL. Un hecho interesante porque objetivamente la velocidad es un factor de riesgo que tiene gran incidencia gestación de los accidentes de tráfico y la gravedad de sus consecuencias.

En este contexto de la velocidad, la limitación en las ciudades a 30km/h no ha generado una aceptación generalizada entre los encuestados, puesto que a pesar que el 51,9% la apoyan, hay un 21,6% de conductores que la rechazan y el 26.5% se muestran indiferentes. Actualmente muchas ciudades están implantando cada vez más zonas 30 para  proporcionar  más espacio seguro a los peatones y VMP, reduciendo la circulación y la velocidad de los vehículos a motor.

Reciclaje formativo

La formación e información de los conductores es una estrategia clave en la prevención de los accidentes viales. Tres de cada cuatro conductores (75 %) se muestran de acuerdo en realizar cursos de seguridad vial y conducción cada 10 años. Los conductores valoran positivamente reciclarse en formación vial. El hecho tiene sentido ya que las normas, los estilos de conducción, los riesgos viales, los sistemas de seguridad, etc., van cambiando con los años, por lo que el reciclaje en formación es fundamental para que los conductores conozcan más la seguridad y los riesgos viales a los que están expuestos y puedan, con su comportamiento, prevenir los accidentes de tráfico.

Con una diferencia amplia, -algo más de diez puntos porcentuales-, los datos obtenidos en el Barómetro FESVIAL de Seguridad Vial  ponen de manifiesto que esta medida tiene mayor aceptación (80%) entre los conductores de 18 a 34 años, produciéndose un descenso a casi el 69 % en la franja de 45 a 65 años.

En este enlace podéis consultar el Barómetro Fesvial de Seguridad Vial y Movilidad al completo.