Desde su fundación en 1919, Citroën tiene el confort de todas las personas que se mueven a bordo de sus vehículos como una de sus máximas prioridades. Y eso incluye tanto a quién conduce como al resto de pasajeros.

Berlina C4 Cactus

“Desde el lanzamiento del Tipo A en 1919, subirse a un Citroën es una experiencia única. La marca siempre ha dado una importancia esencial a asegurar que las personas que viajan a bordo de sus vehículos disfruten de innovaciones útiles, pensadas para facilitar un uso sencillo y confortable. Con su programa Citroën Advanced Comfort, la marca lleva esta tradición de comodidad y espíritu inconformista a nuestro tiempo con un enfoque único, en el que asientos, suspensiones, materiales, espacio, modularidad y tecnología se trabajan conjuntamente para lograr el máximo bienestar físico y mental”, ha declarado Pablo Puey, Director General de Citroën para España y Portugal.

Berlina C4 Cactus interior

Sentirse como en casa, vivir la experiencia de viajar a bordo de un Citroën como en una burbuja de confort. Estas ideas resumen los objetivos del programa Citroën Advanced Comfort, una iniciativa que continúa cien años de innovación por parte de la marca, que ha protagonizado avances decisivos en la forma en la que se utiliza y se siente el automóvil. Actualmente, este programa se traduce en soluciones concretas y novedosas en elementos como las suspensiones, la acústica y los asientos, en los que se ha cuidado la comodidad, los materiales y la ergonomía. También se manifiesta en una forma de pensar y diseñar el espacio, caracterizada por la amplitud, la luminosidad y la polivalencia. Al volante, se ha trabajado en ofrecer bienestar y una menor carga mental, con mandos accesibles y el uso de tecnologías intuitivas, con funciones de ayuda a la conducción útiles en el día a día que ofrecen continuidad entre el universo digital de cada persona dentro y fuera del vehículo.

Berlina C4 Cactus interior

Citroën siempre ha entendido el confort como un concepto que va mucho más allá de la mera comodidad. En el último siglo, la marca se ha situado en vanguardia en elementos como los asientos, las suspensiones o el puesto de conducción para ofrecer una experiencia única, que combina confort, seguridad y polivalencia.

El programa Citroën Advanced Comfort® no podía pasar por alto los asientos, que son el elemento del automóvil con el que se está más en contacto. Son ellos los que proporcionan las primeras sensaciones de bienestar, tanto cuando nos fijamos en ellos como cuando los usamos a bordo. Además del papel que desempeñan en cuanto a sujeción, también tienen un papel fundamental en la filtración de las distintas vibraciones del vehículo o procedentes de las deformaciones de la carretera. La marca ha dado a estos elementos una gran importancia desde sus inicios, como demuestran los asientos acolchados del Tipo A, en 1919, el uso publicitario de los asientos como sinónimo de refinamiento y confort en el Citroën C4 Grand Luxe de 1931 o la originalidad de los asientos del Citroën 2 CV, que podían sacarse del vehículo y utilizarse como mobiliario al aire libre.

Citroën GS 1979. Foto: Georges Guyot

Citroën GS 1979. Foto: Georges Guyot

Esta inquietud histórica de Citroën se concreta hoy en los asientos Advanced ConfortTM, presentes en modelos como el Nuevo SUV Citroën C5 Aircross o la berlina Citroën C4 Cactus. Su novedosa espuma de alta densidad optimiza la comodidad, incluso tras varias horas seguidas de uso, ofreciendo un mullido acogedor desde el primer momento. Se han trabajado aspectos como el confort postural, con banquetas y respaldos anchos y una sujeción reforzada y que cuentan con reglaje en altura e, incluso, reglaje lumbar en el puesto de conducción. Gracias a la utilización de diferentes capas de materias específicas (espuma poliuretano, viscoelástica o texturizada), se adaptan perfectamente a la morfología de los pasajeros, además de ofrecer un mullido inédito. Recubiertos con un forro acolchado único, estos asientos ofrecen a los pasajeros un confort sin precedentes. En su desarrollo, se han estudiado conceptos como la “memoria de forma” muy presente en mundos como el de los colchones o el de las zapatillas deportivas, pero que aún no se habían utilizado en el automóvil.

 

2 CV Berlina Azam 1964. Foto: Georges Guyot

2 CV Berlina Azam 1964. Foto: Georges Guyot

Actualmente, el programa Citroën Advanced Comfort aglutina los trabajos de la marca en áreas como el comportamiento en carretera, la acústica, la ergonomía, la calidad del aire, la elección de materiales, la modularidad y el aprovechamiento del espacio con un único objetivo: asegurar el máximo bienestar físico y mental.

Por otra parte, la unión al suelo y el comportamiento en carretera son dos elementos de confort que se han convertido en una seña de identidad de Citroën desde hace décadas. La investigación constante de la marca en este campo ha llevado al desarrollo de la suspensión con Amortiguadores Progresivos HidráulicosTM, que han requerido el registro de 20 patentes. Su funcionamiento se basa en la presencia de dos topes hidráulicos, uno de extensión y otro de compresión, a ambos lados de cada amortiguador. Combinados con el muelle y el amortiguador, estos topes dan una mayor libertad de desplazamiento al vehículo y ralentizan, de forma progresiva, los movimientos de la carrocería. El resultado: un efecto de “alfombra voladora”, en el que el automóvil parece sobrevolar la carretera, sea cual sea el estado del firme.

Detalle interior asiento

Gracias a esta ingeniosa solución técnica, los Citroën del futuro ofrecerán un confort de un nivel superior en todos los segmentos y en todos los mercados: desde los compactos urbanos a los modelos de alta gama. Con esta innovación, la marca sigue la estela de auténticos hitos en la historia del automóvil, como el motor flotante, desarrollado en los años 20, o la suspensión hidroneumática, estrenada en el Citroën Traction 15 Six en 1954.

Citroën 19-19 Concept

Citroën 19-19 Concept

El diseño y la ergonomía del puesto de conducción es otro de los puntos clave del programa Citroën Advanced Comfort y de las investigaciones de los ingenieros de la marca en el último medio siglo. La llegada de las pantallas táctiles y de las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas a los diversos modelos de la gama Citroën ha contribuido a aumentar el confort mental y de uso que proporcionan los vehículos de la marca. Un camino iniciado en el Citroën CX, todo un compendio de espíritu práctico y sentido estético, al situar todos los mandos del vehículo al alcance de la persona que conduce, que puede acceder fácilmente a la información que necesita cuando está al volante a través de un cuadro de instrumentos en forma de media luna.

Infografia asientos Advanced Comfort

Desde hace 100 años, Citroën mira con decisión hacia el futuro y no teme a la innovación: la atrae al sector del automóvil. Ante los retos medioambientales, la conducción autónoma y una conectividad que se irá introduciendo en cada vez más aspectos del vehículo, la marca responde con confort y altas prestaciones, que se concretan en el 19_19 Concept. Este prototipo lleva el confort Citroën a una nueva década gracias a la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos y la conducción autónoma con gestión pilotada inteligente. Todo ello en un habitáculo acristalado diseñado como un salón en el que cada asiento es diferente y proporciona una experiencia única y personalizada.